Publicado: 28 de Abril de 2015

BALAYAGE

Constantemente buscamos la manera de destacarnos entre la multitud. Hoy en día la estética juega un rol primordial a la hora de relacionarnos con los demás, nuestra imagen habla de nosotros, antes incluso que digamos una palabra. En esta línea, las innovaciones en materia de color para el cabello parecen no acabar nunca. Pero cada vez son más las mujeres que desean llevar su pelo de manera natural, consiguiendo looks más claros, como recién bañados por el sol.

El balayage es una técnica francesa creada en la década del ’70 que se puso de moda en los años ‘90, con la que se consigue una distribución uniforme de luminosidad en el cabello. La palabra “balayage” significa barrer y es justamente eso lo que hace, barre el color desde la raíz hasta las puntas, logrando un look natural y luminoso.

 Para eso el estilista utiliza una brocha con la que va aplicando el tinte o decolorante en los mechones y más tarde se coloca un algodón debajo de cada uno para no manchar el resto del pelo. Después el cabello se cubre con film transparente y se deja actuar. El balayage aporta el mismo brillo que podría dar una temporada de verano bajo el sol. 

El contraste entre el color aplicado y el color base no es drástico. Es decir, al no utilizarse gorra o papel, los mechones se mezclan muy bien cHay on el resto del pelo, dando la apariencia de recién iluminado por el sol. Esta técnica no requiere retoques mensuales porque no se trabaja desde la raíz, así que pueden pasar varios meses hasta el próximo retoque.

 La última novedad en esta técnica es su aplicación con un guante especial para